viernes, 14 de mayo de 2010

Calificado como el mejor anuncio de la historia

La novela '1984' de George Orwell ha sido objeto de muchos análisis desde su publicación. La constitución de una sociedad totalitaria bajo la vigilancia del Gran Hermano, sujeto omnipresente que controla todo su mundo y que se presenta a los trabajadores mediante la pantalla, ha llevado a muchos pensadores a extrapolar este modelo de sociedad para analizar el sistema mediático que se estaba desarrollando en la Modernidad.

No voy a entrar en más detalles sobre la novela, ya que de su contenido y análisis sabemos ya bastante. Sin embargo, le hago mención porque ayer me enseñaron un anuncio publicitario bastante sorprendente.


El 22 de enero de 1984, durante la SuperBowl, se retransmitió un anuncio de Apple para anunciar el modelo Macintosh (abreviado: Mac), el primer ordenador personal que se comercializó exitosamente y que incluía una interfaz gráfica de usuario y un mouse. Es decir, por primera vez, se lanzaba al mercado un modelo de Apple que proporcionaba todos los aspectos del hardware y venía con su propio sistema operativo.

Este anuncio se ha calificado como el más influyente de la historia de la publicidad, pero no por el hecho de que anunciase el nuevo Apple Mac, sino porque empleó la idea original de la película 1984 e introdujo la idea de interacción y participación del usuario. Una idea actualmente muy desarrollado con la expansión de internet, ya que se han roto esquemas comunicativos donde el receptor puede ser emisor de información. En este anuncio, se ve al Gran Hermano hablando a los trabajadores, a una atleta corriendo con un martillo en la mano, y a un grupo de antidisturbios persiguiendo a la joven. Adivinad el final...


Anteriormente, eran pocos los que sabían manejar un ordenador ya que los conocimientos informáticos eran muy complicados y casi inaccesibles, ya que estaban limitados prácticamente a la comunidad científica. No obstante, la posibilidad de que con Macintosh el usuario pudiera adquirir conocimientos informáticos suponía una ruptura con la excepción anterior. Es por ello, que el usuario dejó de depender de Gran Hermano para poder actuar por sí mismo. Por lo tanto, gracias a Apple, 1984 no sería como George Orwell había previsto en su 1984.

Para que podamos ver hasta qué punto ha evolucionado el poder del usuario en internet, en la campaña electoral de 2010 en Estados Unidos entre Barack Obama y Hillary Clinton, los seguidores del primero emplearon el mismo anuncio para hacer una burla contra la candidata. En este caso, Hillary Clinton es el Big Brother, y la atleta rompe la pantalla en favor del cambio...ya sabeis...Yes, we can... Este anuncio sólo se distribuyó por internet, pero tuvo una máxima difusión en Estados Unidos.


Apple, en celebración de los 25 años del anuncio, volvió a emitirlo, pero esta vez con un toque más moderno: la chica lleva un iPod.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada